Contacta con nosotros: 954 280 198 • info@clinicabernaldez.com

Errores en el Tratamiento Quirúrgico del Síndrome Subacromial

Errores en el Tratamiento Quirúrgico del Síndrome Subacromial
13 diciembre, 2015 SportMe

El no tener un diagnóstico “completo” y por lo tanto no tratar todos los factores asociados pueden condicionar la aparición de Errores en el Tratamiento Quirérgico del Sí­ndrome Subacromial

Es fundamental evaluar las patologí­as del labrum superior y las lesiones del intervalo rotador, que a menudo se dejan sin tratar, para evitar que se produzca un fracaso en el tratamiento.

Otras dificultades están relacionadas con las técnicas actuales de la cirugí­a, cuyo objetivo es crear una superficie inferior plana, que se extienda desde la articulación acromio-clavicular hasta la esquina antero lateral del acromion.

Los errores pueden estar asociados bien a una descompresión o Exéresis inadecuada o por el contrario, que sea excesiva.

  • Por una Exéresis inadecuada: es el error más comén, consiste en dejar restos en la zona antero-lateral del acromion. A su vez, también pueden ser debida a:
    * No eliminar la entesopatí­a calcificada del ligamento coraco-acromial.

*Resección incompleta de la bursa superficial (fuente de mediadores de la inflamación)

*No eliminar la unión acromial del ligamento coraco-acromial.

  • Por una Exéresis excesiva
Error en la Cirugí­a del Hombro

Error en la Cirugí­a del Hombro

A diferencia de los tratamientos que se pueden utilizar para subsanar una descompresión inadecuada, las opciones terapéuticas para la descompresión excesiva son limitadas. Esto es debido a que las fracturas pueden tratarse, pero la migración cabeza humeral superior es difí­cil de controlar, por lo que hay que evitar en la mayor medida de lo posible este error, ya que el uso de un injerto óseo para aumentar la longitud clavicular no han tenido éxito, y la restauración completa de los ligamentos, ya sea reparándolos o reconstruyéndolos tampoco.

El Error por una Exéresis Excesiva puede paliarse mediante la planificación preoperatoria cuidadosa y atención a los detalles tales como el lugar de la resección y la profundidad del hueso. En el caso de producirse, la retracción escapular mediante estiramientos, taping y ejercicios es étil para reducir los sí­ntomas y mejorar la calidad de vida de nuestro paciente.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*