Contacta con nosotros: 954 280 198 • info@clinicabernaldez.com

Implicación del paciente en su lesión.

Lejos queda ya la época donde el paciente apenas recibí­a información de su cirujano y generalmente, ésta, no se entendí­a de forma clara.

Hoy dí­a, en la era de las telecomunicaciones, raro es el paciente que nos sale de mi consulta y acude a Google a ampliar la información de su diagnóstico o tratamiento propuesto.

Así­ mismo, hay personas que no asumen que son responsables en parte su patologí­a y hay una relación directa entre:

  • la obesidad y las lesiones degenerativas,

  • el sedentarismo y las contracturas musculares,

  • los deportes explosivos sin calentamiento- y las roturas fibrilares,

  • el sobreuso o sobrecarga y las lesiones musculares, tendinitis y bursitis.

Es por ello que se hace necesario IMPLICAR AL PACIENTE EN SU LESIÓN y esa máxima la defendemos desde hace tiempo destacando estos 6 puntos:

  1. Explicar de forma clara y sencilla cual es su patologí­a y las opciones terapéuticas posibles.
  2. Ayudarnos para ello de las herramientas multimedia al alcance (tabletas, ordenadores, etc.).
  3. Presentarle las imágenes mas significativas de Radiografí­a, Resonancia o TAC (En la Eco se ve poco).
  4. Mostrarle pequeños videos tutoriales sobre su cirugí­a, recuperación de las mismas o rehabilitación de una lesión. Estamos en el mismo barco.
  5. Compartir enlaces de webs o blogs corporativos donde ampliar toda la información que se da en la consulta, protocolos y las FAQS (Preguntas y Respuestas mas frecuentes).
  6. Hacerles entender que en ocasiones no hay pastilla mágica y que la clave está en mentalizarse en perder algo de peso, practicar ejercicio de forma regular o tonificar la musculatura.
Implicación del paciente en su lesión.

Implicación del paciente en su lesión.

Son muchos los lesionados que destacan de forma notable esta nueva forma de entender la medicina moderna, donde no hablamos de enfermos sino de personas normales en nuestra parcela generalmente deportistas o amantes del deporte- que presentan una lesión (por sobrecarga, inflamación o degeneración) o un accidente deportivo (fractura, luxación , rotura de ligamento o tendón) y son ellos mismos los que nos han animado ha seguir por esta lí­nea de trabajo.