Contacta con nosotros: 954 280 198 • info@clinicabernaldez.com

Rotura del Ligamento colateral interno o medial rodilla

Rotura del Ligamento colateral interno o medial rodilla
4 Octubre, 2015 SportMe Medical Center

Rotura del Ligamento colateral interno o medial rodilla

la lesion de Messi rodilla

la lesion de Messi rodilla

lesion ligamento lateral interno rodilla

lesion ligamento lateral interno rodilla

Conocida ahora como la lesión de Messi… y es que gracias a jugadores estrellas como Leo Messi se dan a conocer lesiones del aparato locomotor que siendo muy frecuentes en la practica deportiva no se le presta el adecuado interés.

•¿Qué se ha roto?

El jugador blaugrana se rompió el Ligamento colateral interno o medial (LCM) de la rodilla izquierda en un lance fortuito con otro jugador. Esta lesión ligamentosa es la más frecuente en la rodilla.

En el contacto sufrió un discreto bostezo (apertura) de la zona interna con un pequeño giro que originó la desinserción del LCM a nivel del fémur. Estas tienen mejor pronóstico que cuando se desinsertan de la tibia.

rotura ligamento lateral interno rodilla

rotura ligamento lateral interno rodilla

•¿Cómo se diagnostica?

 Con una adecuada exploración clí­nica, sumado a un estudio de Ecografia y Resonancia Magnética.

•¿Cuál es el tratamiento?

Afortunadamente este ligamento suele cicatrizar de forma espontanea sin precisar tratamiento quirúrgico, siempre que sea una lesión aislada (en ocasiones se asocia a rotura del ligamento cruzado anterior y/o menisco interno, en la famosa traí­da de rodilla).

Inicialmente aplicaremos compresión en la rodilla (vendaje), hielo local, descarga de la pierna (usar muletas) y elevación de la misma.

Mantendremos un programa de fortalecimiento muscular, con extensión completa de la pierna, isométricos del cuádriceps e isquiotibiales pero siempre protegiendo el LCM (evitando los giros o bostezos por dentro, lo que se denomina forzar el valgo de la rodilla)

fisioterapia Sportme

fisioterapia Sportme

Plazos y medios para reintroducir al deportista

    Fase 1

Objetivos

  • Conseguir la deambulación normal.

  • Reducir al máximo la hinchazón.

  • Movilidad completa.

  • Conseguir el control del cuádriceps.

Crioterapia

  • La crioterapia, mediante compresas frías u otros medios, se aplica en la cara medial de la rodilla 20 minutos cada 3-4 horas durante las primeras 48 horas.

  • El inicio precoz de la crioterapia proporciona anestesia y vasoconstricción local, lo que sirve para reducir la hemorragia y el edema secundario. La elevación de la pierna contribuye a disminuir la hinchazón.

Soporte de peso

  • Se permite el soporte de peso según la tolerancia del paciente.

  • Se utilizan muletas hasta que el paciente puede andar sin claudicación o cojera (aproximadamente a la semana).

  • Para los esguinces de grado 2 y 3, el paciente lleva una ortesis de poco peso articulada. La ortesis debe proteger al paciente de la tensión en valgo cuando realiza las actividades de la vida diaria, pero no limitar el movimiento ni inhibir la función muscular. Durante las primeras 3-4 semanas tiene que llevar puesta la ortesis todo el día, excepto cuando se ducha o se baña.

  • No se recomienda el uso de inmovilizadotes de la rodilla ni de ortesis de pierna entera ya que estos aparatos tienden a inhibir el movimiento y, por lo tanto, a prolongar el período de discapacidad.

Ejercicios

  • Se empieza inmediatamente con los ejercicios de movilidad. La piscina de hidromasaje con agua fría puede facilitar la realización de estos ejercicios.

  • Ejercicios tales como extensión con una toalla y las piernas colgadas en decúbito prono se utilizan para conseguir una extensión o hiperextensión igual a la pierna contralateral. En los ejercicios de piernas colgadas en decúbito prono, se pueden usar zapatos lastrados o peso en los tobillos.

  • Para la flexión de la rodilla, el paciente se sienta en el extremo de una mesa para permitir que la fuerza de la gravedad ayude a la flexión. La pierna contralateral (no afectada) ayuda a la flexión empujando suavemente la pierna afectada.

  • Una técnica similar de ayuda con la pierna no afectada se puede utilizar en los deslizamientos en la pared.

  • Para conseguir una flexión de más de 90º, se realizan deslizamientos de los talones con el paciente sentado agarrándose el tobillo para lograr una mayor flexión.

  • La bicicleta estática también es útil para restablecer el movimiento. Inicialmente, el sillín de la bicicleta se coloca lo más alto posible y luego se va bajando gradualmente para aumentar el grado de flexión.

  • Se empieza inmediatamente con los ejercicios del cuádriceps y EEPE para reducir al máximo la atrofia muscular.

  • La electroestimulación puede ser útil para reducir la inhibición muscular refleja.

    Fase 2

Objetivo

  • Restablecer la fuerza de la pierna lesionada hasta aproximadamente el 80-90% de la fuerza de la pierna contralateral (no afectada).

Aparatos ortopédicos

  • El paciente continúa utilizando la ortesis de poco peso articulada.

Ejercicios

  • Los ejercicios de fortalecimiento empiezan con subidas al cajón (altura de 10 cm) y sentadillas de 30º sin peso.

  • Extensiones de la rodilla con poca resistencia, press o curls (o flexiones) de piernas en un banco de cuádriceps convencional o en un aparato especial de resistencias.

  • Generalmente, se utilizan ejercicios con pesas más ligeras pero con un número mayor de repeticiones.

  • El dolor y la hinchazón recidivantes son signos indicativos de que el proceso de recuperación va demasiado rápido. Si se observan estos signos, se debe ralentizar el programa de fortalecimiento.

  • La puesta a punto aeróbica de la parte superior del cuerpo y de las extremidades inferiores mejora con la natación, la bicicleta estática y/o el aparato para subir escaleras.

    Fase 3

Objetivos

  • Completar el programa de correr.

  • Completar el programa de entrenamiento en habilidades específicas del deporte que practica el paciente.

Aparatos ortopédicos

  • Se recomienda que el paciente siga usando la ortesis durante esta fase y cuando se termine la temporada de competición deportiva. Esto sirve para prevenir una nueva lesión de la rodilla y, al menos, proporciona al paciente un apoyo psicológico.

Ejercicios

  • El programa progresivo de correr empieza andando rápido y continuamente con jogging suave, correr en línea recta y sprints. A continuación se realizan ejercicios de agilidad, entrenando las habilidades de cambios de dirección y pivotar (correr siguiendo la forma de un ocho, desplazamientos laterales, etc.).

  • Si se observa dolor o hinchazón se deben introducir los cambios oportunos en el programa.

  • El refuerzo continuo por parte del médico o fisioterapeuta es importante. El paciente debe estar informado en todo momento del progreso del programa de rehabilitación y se le debe indicar cuál es la forma apropiada de realizar los ejercicios.

Reincorporación a la actividad deportiva

  • Se permite la reincorporación a la actividad deportiva cuando el paciente obtiene resultados satisfactorios en una serie de pruebas funcionales, tales como correr una distancia larga, hacer sprints cada vez más rápidos, fintar y pivotar, y habilidades específicas del deporte que practica.

Es probable que los servicios médicos del club catalán usen la Terapia Biológica, que es la infiltración de Plasma Rico en Plaquetas con Factores de Crecimiento

TERAPIAS BIOLOGICAS PRP www.clinicabernaldez.com

TERAPIAS BIOLOGICAS PRP www.clinicabernaldez.com

Los siguientes pasos

Cuando desaparece el dolor (puede tomar analgésicos sintomáticos), se va a comenzar la bicicleta, trabajo en la piscina, seguir potenciando la musculatura y un trote suave.

recuperación lesión sportme

recuperación lesión sportme

A las 6-7 semanas se puede ir empezando a tocar balón, hacer giros suaves e ir viendo la probable reincorporación a los entrenamientos con el resto del equipo

Ha tenido suerte

Y mucha porque la Rotura del Ligamento colateral interno o medial rodilla normalmente no precisan cirugí­as, no dejan secuelas y curan al 100%.

El promedio para curarse es de 6 a 8 semanas.

Comments (2)

  1. Teresa de Jesés Navas 1 año hace

    Celebro enormemente que, aunque intuyo lenta y dolorosa, esta lesión objeto de este artí­culo, llegará a su fin con una completa recuperación. No en todos los casos, se consigue el objetivo. Hay casos, desgraciadamente como ocurre con quienes no nos llamamos “Messi”y perdemos un brazo tras tres quirófanos y casi 3 años. Enhorabuena, doctores. La vida, como la Justicia, está claro que no son iguales para todos. Teresa

    • Teresa de Jesés Navas 1 año hace

      He dejado , aunque tristemente, un comentario hace dos horas. No entiendo, ya que No contiene nada a lo que pueda ponerse objeción. Es simplemente la realidad de Teresa.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*