Contacta con nosotros: 954 280 198 • info@clinicabernaldez.com

Testimonio de Cirugia Endoscopica de Sindrome Piramidal y Terapia Biologica

Testimonio de Cirugia Endoscopica de Sindrome Piramidal y Terapia Biologica
25 Junio, 2016 SportMe

Testimonio de Cirugia Endoscopica de Sindrome Piramidal y Terapia Biologica

Bueno, he tardado en escribir estas lí­neas porque todo ha sido más lento de lo que imaginaba, pero no por ello menos satisfactorio.

Todo empezó hace tres años cuando tras pasar un fin de semana con amigas en un camping empezó a dolerme la zona lumbar. No era un dolor demasiado incómodo, por lo que proseguí­ con mi vida con total normalidad.

Entonces trabajaba en el Senado, pues soy Doctora en Periodismo. Todos los dí­as debí­a acudir en tacones a los numerosos actos oficiales y plenos que allí­ se celebraban. El dolor de la espalda remitió, pero bajó hacia la zona del gléteo (entonces extremidad izquierda) y se convirtió en una ciática. Ahí­ comenzó mi calvario.

1 lesion cadera derecha

El dolor ya era insoportable y dieron comienzo mis idas y venidas al hospital, sin conseguir ninguna explicación. Tuve que cursar la baja en mi trabajo, el que tanto amaba, porque no podí­a caminar, ni tan siquiera dar un paso.

Tras una espera de tres meses en cama, pues la “inseguridad social“ como yo la llamo no se dignó a verme antes, me detectaron una sacroileitis izquierda con un edema trabecular óseo y una Trocanteritis bilateral. Esto supuestamente justificaba mi dolor insoportable en el gléteo, que gracias a una maravillosa fisioterapeuta, localizó mejor y catalogó como sí­ndrome del piramidal.

Fueron muchas consultas, dí­as de rehabilitación y tratamientos durante año y medio para que el dolor se esfumará, y así­ fue. Pero la suerte duró más bien poco y a los dos meses todo empezó en el lado derecho.

De nuevo dieron comienzo mis desfiles al traumatólogo, a la reumatóloga y al fisioterapeuta.

Me negaba a pasar otra vez un año en cama

(¡hasta para ir al baño mi ahora marido me tení­a que llevar en brazos!).

Pasaron 8 meses y viendo que la historia volví­a a repetirse decidí­ buscar en Internet al mejor especialista para estos casos, ya que los médicos me dijeron que esto no tení­a solución y que me acostumbrara a esta nueva “vida”, si es que se podí­a llamar así­.

En mi busqueda cibernética di con el nombre del Dr. Bernáldez, que segén leí­a era capaz de hacer auténticos milagros, y allá que me fui con una cita y con los ahorros de mi corta vida (todaví­a tengo 27 años y no tení­a seguro médico).

Rápidamente y con mi historial confirmó lo que ya habí­a apostillado aquella Fisio que me ayudó a vivir mejor en mis peores momentos. Ante la cronicidad del caso me propuso pasar directamente a intervenir, mediante artroscopia de cadera (bueno endoscopia), el piramidal, el trocánter y la fascia lata.

El 29 de septiembre de 2015 fue el dí­a elegido para operarme en el hospital Santa Isabel (no lo recomiendo por el trato, si podéis elegir, no dudéis en iros al Sagrado Corazón, por favor).

3 Pintar referencias anatomicas

La cirugí­a transcurrido sin incidencias y me libero mi tensado tendón Piramidal, así­ como una bursectomia del trocánter y liberacion de la fascia lata…todo por 2 mini-incisiones.

Tenotomia del tendon piramidal endoscopica

Tenotomia del tendon piramidal endoscopica

Testimonio de Cirugia Endoscopica de Sindrome Piramidal y Terapia Biologica

Tras la operación la recuperación no se presentaba fácil y lo que en dos meses deberí­a haber ido a mejor no fue del todo así­. En diciembre y como el dolor seguí­a existiendo, el Dr. Bernáldez me propuso complementar la intervención con una terapia biológica, cortesí­a de la casa, que terminó obrando el milagro. Fueron tres sesiones sin ningén tipo de molestia, •¡qué alegrí­a el trato que da este equipo! Yo estaba muy desmotivada entonces, pues no veí­a el fin, pero…

no se me olvidará nunca la sonrisa y la energí­a positiva del doctor”¦ si con las sonrisas y con la empatí­a se curase (que creo que en cierto modo sí­), él serí­a también una eminencia en esto.

Terapia Biologica PRP SportMe

Terapia Biologica PRP SportMe

Terminé mi terapia biológica con Plasma Rico en Plaquetas a mediados de enero y comencé con las sesiones de fisioterapia que a principios de abril terminé. Ya solamente quedaban leves molestias, si bien es cierto que habí­a dí­as mejores, también alguno se hací­a más complicado. Si antes eran 6 dí­as mal de 7, ahora eran 1 o 2, la cifra mejoraba.

Mi preocupación más grande era poder ponerme tacones el 21 de mayo, el dí­a de mi boda. A algunos le parecerá una tonterí­a, pero para mí­ llevarlos significarí­a que la pesadilla estaba llegando a su fin.

Y así­ fue. Conseguí­ ponerme mis stilettos, bailar hasta cerrar la barra libre, andar sin parar 15 dí­as por Japón y 6 dí­as por Paris y aquí­ estoy a mi vuelta escribiendo estas palabras con una sonrisa de oreja a oreja.

Testimonio de Cirugia Endoscopica de Sindrome Piramidal y Terapia Biologica

Testimonio de Cirugia Endoscopica de Sindrome Piramidal y Terapia Biologica

Si de algo me he dado cuenta es que cuanta mayor actividad fí­sica tengo, mejor me encuentro. Así­ que de aquí­ en adelante no pienso parar, pues ya bastante ha durado la pesadilla.

Vuelvo a ser la chica enérgica de siempre y eso es gracias en gran parte a mi angelito curativo, el Dr. Bernáldez.

es por ello que escribo mi Testimonio de Cirugia Endoscopica de Sindrome Piramidal y Terapia Biologica

Testimonio de Cirugia Endoscopica de Sindrome Piramidal y Terapia Biologica

Testimonio de Cirugia Endoscopica de Sindrome Piramidal y Terapia Biologica

Firmado: Noemí­ Morejón LLamas

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*