Contacta con nosotros: 954 280 198 • info@clinicabernaldez.com

Testimonio de Lesion Psoas iliaco curado con Terapia Biologica PRP ecoguiado

Testimonio de Lesion Psoas iliaco curado con Terapia Biologica PRP ecoguiado
21 Mayo, 2016 SportMe Medical Center

Testimonio de Lesion Psoas iliaco curado con Terapia Biologica PRP ecoguiado

Soy el paciente Alejandro Busto Prieto, Sargento de la Armada. Debida a la gran exigencia de formación fí­sica de mi profesión, tras 3 años de academia corriendo de media 6Km diarios de carrera continua, haciendo entrenamientos de intervalos, series y velocidad en pista, así­ como natación, cuando egresé acabé con una lesión en la zona de la ingle derecha, la cual no me remití­a e iba en aumento.

Inicialmente todo empezó en Ferrol (ciudad donde sita la academia militar), fui atendido por el servicio de traumatologí­a de Urgencias, donde me practicaron radiografí­as y aparentemente no me vieron nada, recomendándome reposo, achacándolo a un tirón del adductor.

Tras dos semanas de reposo, el dolor iba a más, y no conforme con el diagnóstico, acudí­ a una consulta privada de otro traumatólogo, el cual me manda pedir una resonancia magnética de la cadera.

Entre tanto, acudo al Fisio de confianza que me trató durante aquellos 3 años de formación. Me comenta que piensa que tengo afectado el pectí­neo, y me realiza varias sesiones entre las cuales me practica punción seca atacando a los puntos “gatillo”. Durante los dí­as siguientes, es verdad que noto algo de mejorí­a, por supuesto en reposo desde que me dio el dolor. Pero me duró poco y las molestias fueron cada vez a mas. Me llegaron a realizar aquella resonancia, y aparentemente todo estaba correcto.

Me voy de Galicia sin solución alguna, destinado a Cádiz, de donde soy. Aquí­, me vuelvo a poner en manos de hasta tres traumatólogos diferentes entre los que recibí­ recomendaciones como dejar de correr y transmitirme la sensación que estaban dando palos de ciego.

Finalmente, acudo a la Clí­nica Beiman de Jerez – Instituto Andaluz de Medicina Deportiva, donde ya noto que empiezan a encaminar un posible diagnóstico, y que “saben de lesiones”. Me trataron conjuntamente los médicos deportivos Dra. Mª íngeles de los Santos Martí­n Bejarano y el Dr. Omar Ortiz Cuba, los cuales me pidieron hacer ecografí­a de la ingle, y telemetrí­a de las piernas (acudiendo previamente a un osteópata para poner a punto el cuerpo para la prueba).

Tras recibir los resultados, lo más relevante fue que tení­a una leve dismetrí­a de poco más de un centí­metro de una pierna respecto a la otra, pero que tampoco tení­a mayor importancia. Aén así­ me trató allí­ mismo un podólogo deportivo, quien me hizo un estudio de la pisada, y me retocó las plantillas de las zapatillas que uso para entrenar.

Al poco tiempo, la Dra. de los Santos me manda nuevamente una resonancia, pero centrándose en esa zona de la ingle. Tras ver los resultados, cree que pudiera tener un pinzamiento femoro-acetabular, siendo motivo de posible cirugí­a.

Y es cuando me recomienda a un tal Dr. Bernáldez de Sevilla, quien me dijo que era uno de los mejores especialistas en esta patologí­a.

Ecografia Cadera Psoas iliaco Dr Bernaldez

Ecografia Cadera Psoas iliaco Dr Bernaldez

Sin pensármelo, con tal de acabar con este suplicio, acudo a la consulta del Dr. Bernáldez. Allí­, tras llevarle todo mi historial y pruebas que me han realizado durante este éltimo año, me realiza una serie de pruebas y movimientos en la extremidad afectada, descartando el pinzamiento femoro-acetabular . Me hace una Ecografia y lo enfoca a un patologí­a fuera de la articulación, a nivel del psoas-iliaco.

Visto todo mi historial me propone hacer me una Terapia Ecoguiada con infiltraciones de Plasma Rico en Factores de Crecimiento

Lesion cadera curado Terapia Biologica ecoguiado

Lesion cadera curado Terapia Biologica ecoguiado

Comienzo ese mismo dí­a por la tarde la primera infiltración de tres, quedando el resto de la tarde algo dolorido, lo cual observo más adelante que es totalmente normal. Pero al dí­a siguiente noto ya una sorprendente mejorí­a que no habí­a experimentado antes y que seguirí­a progresando con los dí­as.

prp cadera ecoguiada

prp cadera ecoguiada

En la segunda infiltración, noto que la cosa va a mejor, pero también es cierto que esta vez he notado altibajos (picos de mejorí­a, y momentos de pequeñas recaí­das). Con la éltima infiltración, los dí­as siguientes notaba mucha mejorí­a y conforme se acercaba la fecha de la revisión de cortesí­a, habí­a dí­as que volví­a con molestias, eso sí­, no como cuando comencé con la lesión.

Finalmente tras la revisión de cortesí­a, el Doctor me dice que es normal y hay que darle tiempo a que haga su efecto al completo. Me recomienda aplicar calor, seguir con un buen Fisio y fortalecer los grupos musculares colindantes o en un gimnasio con un preparador, o realizando hidroterapia. Pero aén no correr en al menos un mes mientras realizo todo esto éltimo.

Actualmente me encuentro mucho mejor, con esas leves molestias que tengo algunos dí­as, pero sigo recuperándome. Espero ya pronto poder correr después de más de un año de parón.

“De toda esta experiencia vivida durante todo un año, saco como aprendizaje que en una lesión deportiva lo mejor es acudir directamente a un Traumatólogo Deportivo”.

Ojalá me hubiesen recomendado en un principio al Dr. Bernáldez y no tenerme tan mareado.

Espero les sirva mi testimonio para ayudar a otras personas.

Muchas gracias Dr. Bernáldez, por el trato tan cercano y familiar recibido. Se nota que le gusta su profesión.

Un cordial saludo a todo el equipo.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*