Contacta con nosotros: 954 280 198 • sportmeinfo@gmail.com.

Artroscopia de cadera

La Artroscopia de Cadera es un procedimiento mínimamente invasivo por el que podemos diagnosticar y tratar las patologias mas relevantes de esta articulación tanto intra como extra-articulares. En la actualidad no es una práctica muy extendida y no hay muchos centros en Andalucí­a donde se desarrolle.

ES FUNDAMENTAL CONOCER LA ANATOMÍA DE ESTA ARTICULACION Y UN ADECUADO MANEJO ARTROSCOPICA PARA TENER EXITO Y EVITAR LAS COMPLICACIONES

Ventajas:

a) Cirugí­a Mínimamente Invasiva: Mediante 2-3 portales de 1 cm cada podemos realizar múltiples procedimientos. Para esto ha sido fundamental el desarrollo de un Mini-Instrumental muy preciso para poder desarrollas con garantí­as esta compleja cirugí­a.

b) Valoramos lesiones asociadas: Es frecuente encontrarnos alguna lesión que no sospechábamos. Podemos tratarla sobre la marcha.

c) Postoperatorio menos doloroso (Alta en el dí­a): Esto es de los mayores avances de esta Cirugí­a y los lesionados lo valoran especialmente.

d) Menor sangrado: En ocasiones solo hay un aumento de volumen de la cadera -al trabajar con suero-  que dura 12-24 horas.

e) Recuperación precoz: Todas estas ventajas aseguran que exista una RECUPERACION PRECOZ, si va seguido de la mano de una adecuada FISIOTERAPIA DEPORTIVA.

Patologías que podemos tratar mediante Artroscopia:

Intraarticular:

1) Choque femoro-acetabular: CAM, PINZER o MIXTO : Una de las patologí­as de moda, y no es nueva, siempre ha existido, lo que ocurre es que antes no se diagnosticaba o se dejaban evolucionar hasta cumplir unos años e implantar una Protesis de Cadera. Hoy dí­a todo esto ha cambiado, lo diagnosticamos con una adecuada exploración y estudios de imagen. Podemos tratarla mediante una Cirugí­a Artroscópica procediendo a una osteoplastia del cuello femoral (CAM), de la ceja acetabular (PINZER) y tratar el labrum (desbridamiento o sutura)1241

2) Reanclaje del labrum: Ante un chico joven, que presenta un esguince “grave” en la cadera y comienza con dolor en la ingle, cojera y maniobras de pinzamiento (rotacion interna y flexión forzada) tenemos que sospechar que ha habido un Desgarro del Labrum Acetabular. Esta patologí­a esta infradiagnosticada y pensamos que hay mucha más incidencia de la que se diagnostica. En nuestro Centro hemos tratado varios casos con muy buenos resultados.

VER VÍDEO

Extraarticular:

1) Cadera en resorte: Una banda engrosada en la aponeurosis del glúteo mayor salta por encima del trocánter mayor . En la fase de balanceo dicha banda se desplaza hacia adelante; luego en la fase de apoyo, al contraerse al glúteo mayor y traccionar de la cadera para extenderla, la banda salta hacia atrás sobre el trocánter y origina un chasquido audible -esto es más evidente al subir escaleras o escalar.

2) Bursitis Trocantérica. La Bursitis Trocantérica o Bursitis Trocantérea (Trocanteritis) es una inflamación de la bursa alojada en la cara externa de la cadera, a nivel del trocánter mayor del fémur (zona que protuye en el lateral de la cadera) y es una patologí­a más frecuente de lo que pensamos.

Solemos comenzar el tratamiento de la Bursitis Trocantérica o Trocanteritiscon modificando los hábitos posturales, anti-inflamatorios, calor local y Fisioterapia. En casos que no mejoran, me decanto por hacer 1 ó 2 ciclos de Infiltración con Corticoides y Anestésico Local.

Y en los casos rebeldes -frecuentes- pasarí­amos a una Terapia Biológica o bien un tratamiento quirúrgico mediante una Bursectomí­a Endoscópica con 2 pequeñas incisiones.

3) Síndrome Piriforme: Confundido tradicionalmente con una Lumbociática, tiene similitudes con ella, pero la diferencia radica en el dolor tan importante en las maniobras de compresión en el espacio retrotrocantérico (a nivel del piriforme). Realmente es un cuadro compresivo neurológico como otros tantos (Túnel del Carpo, Cubital, Seno del Tarso). En casos que no mejora con tratamiento conservador es preceptivo una liberación quirúrgica y que duda cabe que de forma endoscópica tiene múltiples ventajas. Hemos realizado 9 casos con muy buenos resultados.

EN OCASIONES HACEMOS EL DOBLE PROCEDIMIENTO, es decir tratar patologí­a intra y extra articular. En nuestro centro tenemos bastante experiencia en el manejo de la ARTROSCOPIA DE CADERA  y prueba de ello son las distintas invitaciones a centros hospitalarios para dar a conocer dicha técnica.

Programa de otras jornadas quirúrgicas: Hospital de Linares Son numerosos los deportistas lesionados tratados por esta técnica con resultado satisfactorio.

VER VÍDEO

Recuperación postquirúrgica de Artroscopia de cadera.

Dolor

Tras la artroscopia, pasará una noche en el hospital, para recuperarse por completo de la anestesia y controlar las primeras horas de post-operatorio.

Su cirujano habrá pautado medicación para su estancia hospitalaria y le dará la pauta de medicación analgésica que podrá tomar en casa si siente dolor.

Es normal que sienta molestias y/o inflamación en las semanas siguientes a la artroscopia, dado que la articulación intervenida debe recuperarse.

Es fundamental seguir la pauta de medicación y medidas antiinflamatorias o ejercicios que le darán nuestros doctores. La pauta de hielo es un antiinflamatorio que le ayudará a evitar que la cadera se inflame, y que su doctor le prescribirá durante los primeros dí­as/semanas de modo regular. El reposo durante los primeros dí­as ayudará a evitar la inflamación de la cadera de la pierna operada, y le recomendaremos mantener la pierna en alto el mayor tiempo posible durante los primeros dí­as.

Es normal si siente que dentro de la cadera hay algo de lí­quido, puesto que al realizar la artroscopia, se está irrigando el interior de su articulación con suero salino que se irá reabsorbiendo en unos dí­as.

También es normal, tras la cirugí­as, sentir molestias leves o moderadas en la zona pélvica y/o genital. Podrí­a suceder por la tracción que se realiza en su extremidad, para poder acceder al interior de la articulación. Aunque la tracción está preparada y almohadillada para no dañar la piel, la presión que se ejerce para expandir la articulación podrí­a ocasionar hormigueos, falta de sensibilidad leve, edema o dolor en la zona pélvica durante unos dí­as.

Alta hospitalaria y cuidados en su domicilio

Si no hay complicaciones en su intervención ni post-operatorio, pasará una noche en el hospital. En la mañana siguiente, su doctor pasará a revisarle y le aconsejará realizar la primera sesión de fisioterapia en su habitación del hospital, que realizará antes de marcharse a su domicilio. En su hoja de alta hospitalaria, recibirá por escrito las indicaciones del doctor, así­ como la pauta de medicación que debe seguir, si la requiere. Normalmente será capaz de caminar con ayuda de muletas, apoyando con carga parcial la pierna segén las molestias le permitan.

Podrá ducharse antes de marcharse de hospital. Las incisiones irán tapadas con un apósito, y recibirá instrucciones de nuestro equipo médico para que usted mismo limpie las heridas y las cubra con una tirita o apósito a diario, después de su ducha.

Aunque cada caso es particular y debe ser tratado especí­ficamente, en general se permite la actividad normal según molestias y reposo relativo durante 1 semana o 10 dí­as.

Aproximadamente a los 5 dí­as de la artroscopia le realizaremos la primera revisión y cura en la clí­nica, y le aconsejaremos que inicie el tratamiento con nuestro equipo de fisioterapia, que iniciará un tratamiento personalizado a su lesión y adaptará nuestros protocolos a su caso concreto. Depende de cada caso, pero en términos generales el tratamiento de fisioterapia deberí­a durar entre 2 y 3 semanas. En la siguiente cita, que será aproximadamente a los 8-10 dí­as de la cirugí­a, es probable que las enfermeras le retiren los puntos de sutura que llevan en las incisiones.

Uso de muletas

En cada paciente el uso de muletas será diferente y vendrá marcado por la severidad de su lesión y su estado de salud general antes de ser intervenido, aunque suele variar desde unos pocos dí­as a un mes. En general usará las muletas de 1 a 3 semanasy es probable que las abandone una vez se le retiren los puntos de sutura, aproximadamente a los 15 dí­as de la artroscopia.

Retorno a la actividad habitual y deportiva

En general, a partir del 10º dí­a se aconseja la reincorporación progresiva a la actividad laboral habitual (en función del esfuerzo fí­sico que ésta requiera) y la retirada de muletas en los casos en los que ha precisado. Cada paciente y cada caso será valorado de forma individual, puesto que en función del grado de lesión, las recomendaciones serán diferentes. También a modo general, la actividad deportiva se permite a partir del mes de la artroscopia, siempre de modo progresivo y con supervisión regular de nuestro equipo médico. Podrá conducir sin problema cuando ya no necesite tomar medicación analgésica y no tenga dolor, que suele ser a los 3-4 dí­as de la artroscopia.