Las lesiones isquiotibiales en futbolistas

Las lesiones isquiotibiales en futbolistas

¿Qué son las lesiones isquiotibiales? Las lesiones isquiotibiales son muy comunes entre los deportistas en general y en futbolistas de forma específica por los cambios de velocidad y movimientos que tienen mientras juegan. También con asiduidad los practicantes de este deporte causan un exceso de tensión y estiramiento en los músculos semitendinoso, semimembranoso y bíceps femoral; este grupo muscular es de vital importancia para caminar, correr, por eso esta lesión se considera grave.

El hecho que se produzca una lesión depende de varios factores, como la posición pélvica, el grado de extensión y elevación de las articulaciones de la cadera o rodilla la fuerza de contracción que se ejerce durante el ejercicio, y la velocidad que se ejerce durante el ejercicio.

Existen varios tipos de lesiones isquiotibiales o al menos varias formas en las que se pueden dar, que son:

  • Desgarros o elongaciones.
  • Contusiones
  • Dolor referido de región lumbar.
  • Dolor referido a la región sacroilíaca.
  • Tendinopatía.
  • Bursitis, que sucede cuando las bolsas sinoviales se llenan de líquido.

Las lesiones más comunes del fútbol · SportMe

¿Cómo se producen las lesiones de isquiotibiales, cuales son sus síntomas?

Se produce principalmente por movimientos bruscos donde no se controla la flexión de la rodilla ni lo que se hace con la cadera, en otras palabras lo que sucede es que hay un distensión muscular isquiotibial y ocurre una contracción excéntrica que es cuando se contrae el músculo al estar tensionado.

Ocurren sobre todo cuando no se calienta adecuadamente durante los entrenamientos. También se produce en algunos deportistas que han tenido una lesión previa de rodilla. En otras ocasiones hay golpes en la zona que hacen que se produzcan desgarros, generando lesiones. Esto es muy complicado de evitar en futbolistas por la propia idiosincrasia del deporte.

Los síntomas más frecuentes cuando hay lesiones de este tipo son:

  • Inflamación en el área afectada luego de la lesión, es decir, en toda el área de la pantorrilla.
  • Hay moretones en la parte posterior de la pierna por debajo de la rodilla.
  • Existe decoloración en la parte posterior de la pierna por debajo de la rodilla.
  • Se presenta debilidad en los isquiotibiales que pueden durar hasta dos semanas.
  • Las personas que sufren este tipo de lesión refieren que tuvieron algún tipo de chasquido o desgarro en la zona.
  • Algunos pacientes pierden la movilidad, lo que le imposibilita subir escaleras, trotar e incluso en algunas ocasiones utilizar la pierna para caminar.

Las lesiones más comunes del fútbol · SportMe

Tratamiento y tiempos de recuperación de las lesiones de isquiotibiales

Después de que el médico haya diagnosticado una lesión de isquiotibiales en la zona, se indican diferentes fases de tratamiento, que dependerán de la fase en la que se encuentre la lesión.

En caso de que la lesión sea moderada:

  • En los primeros 4 a 7 días lo recomendable es estar en reposo total, si el paciente tiene que hacer algún movimiento lo mejor es que se apoye en muletas. También en esta fase se les receta a los pacientes paracetamol o algún tipo de analgésico para atenuar el dolor.
  • Después de esta fase, lo que se debe hacer es realizar contracciones isométricas; se realiza un trabajo desde la piscina o también pueden realizarse ejercicios de recuperación desde la bicicleta estática.
  • En la tercera fase cuando ya se ha pasado por una recuperación previa se comienzan a realizar en los pacientes estiramientos suaves, y ya los futbolistas pueden asistir a sus entrenamientos realizando carrera suave.
  • En la cuarta y última fase el paciente puede integrarse a sus labores normales y puede darse la libertad de realizar entrenamientos de resistencia.
  • También, está la posibilidad de tratar la lesión mediante una intervención quirúrgica pero esto solo es para los casos más graves.

Otros autores ven el tratamiento de la siguiente forma:

  • Es necesario tener descanso para que la lesión mejore.
  • El uso de bolsas de hielo es imprescindible.
  • Usar un vendaje elástico con compresión ayuda mucho.
  • La inflamación va a disminuir si se eleva toda la pierna por períodos cortos durante el tiempo de descanso.
  • La inmovilización es necesaria, lo recomendable es el uso de una rodillera.
  • Si se requiere que la recuperación sea más rápida ir a terapia pasados 4 días es fundamental, para que de esta forma el deportista pueda volver con más soltura al entrenamiento.

Así mismo, las terapias PRP de plasma enriquecido con plaquetas aceleran los tiempos de recuperación, reducen las molestias de la lesión, mejora la movilidad del paciente, además no tiene efectos secundarios registrados.

En SportMe hay un equipo especializado en esta área, te atenderán con todo el gusto del mundo, para este tipo de lesión cada uno de los tratamientos que se le coloque al paciente son muy efectivos, es importante cumplir con los tiempos de recuperación. 

Video consulta con un traumatólogo privado en Sevilla

¿Qué pasa si no se trata esta lesión de manera adecuada?

El mayor riesgo es que la lesión se convierta en crónica, por lo que nunca dejaremos de sufrir dolor o molestias, impidiendo que puedas practicar deporte o tu vida diaria.

 

Deja una respuesta