Es lo mismo, una deformidad de los dedos en flexión de una de las articulaciones del segundo, tercer, cuarto o quinto dedo.

Esta deformidad crea una presión sobre el pie al usar zapatos, causando problemas de calzado.

¿Cuáles son los Síntomas de los dedos en Garra?

  • Dolor
  • Irritación
  • Llagas
  • Problemas para encontrar zapatos que le queden bien
  • Infecciones en la piel
  • Metatarsalgia

Si las deformidades son leves, no dolorosas y no evolutivas, no se recomienda intervenir quirérgicamente, en cambio si las deformidades son evolutivas y dolorosas, se aconseja recurrir rápidamente a las soluciones quirérgicas.

Cuanto antes se lleve a cabo la intervención, mejores serán los resultados.

Tipos de cirugí­a Dedos en Garra

  • Extirpar partes de los huesos de los dedos del pie.
  • Cortar o trasplantar los tendones de los dedos de los pies (los tendones conectan los huesos a los músculos).
  • Fusionar la articulación para enderezar el dedo del pie y que ya no sea capaz de doblarse. Después de la cirugí­a, usted puede tener clavos quirúrgicos o un alambre (aguja de Kirschner) para mantener los huesos del dedo del pie en su lugar, mientras el dedo afectado sana.
  • Cirugí­a Percutánea (pequeños gestos) bajo Anestesia local. En esta técnica como expertos nacionales

Operación juanetes y dedos martillo en sevilla.Expertos en cirugía del pie

Por realizar el procedimiento

Cuando un dedo del pie en martillo está comenzando a desarrollarse, usted todaví­a puede enderezarlo. Con el tiempo, el dedo puede quedar atascado en una posición flexionada y ya no lo podrá enderezar. Cuando esto sucede, se pueden acumular callos (piel gruesa y callosa) dolorosos y duros en la parte superior e inferior del dedo y rozarse contra el zapato.

La cirugí­a posiblemente no se recomiende si:

  • El tratamiento con rellenos y correas funciona.
  • Usted todaví­a puede enderezar el dedo.
  • Cambiar a diferentes tipos de calzado puede aliviar los sí­ntomas.

Riesgos

Los riesgos de la cirugí­a del dedo del pie en martillo son:

  • Mala alineación del dedo del pie
  • Reacciones alérgicas a los medicamentos que usted recibe antes o durante la cirugí­a
  • Sangrado
  • Infección en los huesos del dedo del pie
  • Lesión en los nervios, lo que podrí­a causar entumecimiento del dedo
  • Cicatrización a raí­z de la cirugí­a que duele al tacto
  • Rigidez en el dedo del pie o dedo que está demasiado recto

Después del procedimiento

  • No precisa ingreso.
  • La mayorí­a de los personas regresan a su hogar el mismo dí­a de la cirugí­a del dedo en martillo.
  • Suele tener buen resultado (cirugia agradecida)