Son de 3 tipos:

No insercional:

Aparece el dolor e inflamación localizada entre 2- 7 cm de la inserción en el calcáneo. Son frecuentes en corredores y personas muy activas (bomberos, militares, etc).

El tratamiento es conservador pero en casos de Tendinosis Crónica la vamos a tratar con Terapia Biológica (PRP) que da muy buenos resultados, evitando incluso la cirugía.

Insercional o Entesitis Aquilea:

El dolor es justo en la inserción del tendón en el calcáneo. Puede coexistir, o no, con formación de osteofitos o de calcificaciones. Los pacientes refieren dolor, inflamación, rigidez y puede observarse una prominencia posterior. Con frecuencia existen pequeñas roturas del tendón asociadas.

En ocasiones la tratamos con técnica de PERFORACION de CALCIFICACIONES e INFILTRACION

Paratendinosis del Aquiles:

Es una inflamación aguda o crónica o una degeneración del paratendón caracterizados por edema, hiperemia y engrosamiento del mismo.

La tendinopatí­a y paratendinopatí­a del Aquiles pueden coexistir en ocasiones.

La clave es un diagnóstico oportuno, saber los plazos y cómo tratar cada patología.